fbpx

Europa: el continente pionero en facturar de manera electrónica

Europa es un continente que se ha caracterizado por marcar tendencias siempre en muchos ámbitos y es así como también lo hicieron en la facturación electrónica, países como España, Francia, Reino Unido y Suiza, han liderado desde el principio esta nueva forma de facturación, muchos creen que de una manera u otra avanzaron con la tecnología pero otros piensan que fue gracias al esfuerzo que se ha hecho con respecto a la contaminación ambiental y su impacto en los últimos años.

Pero es una realidad que han tomado esta manera de facturar muy en serio y lo ven como una manera de automatizar y elevar la eficiencia de sus empresas, esto desde el punto de vista del cliente, hay que pensar más allá de complacer a los contribuyentes en complacer a los clientes y esta forma ha sido la indicada en este caso, lograr esto no es sencillo, ya que, las tecnologías precisan que se debe estandarizar todo de una forma que muchos no imaginan, es algo como cronometrar lo que se dice y lo que se hace para que un sistema funcione a la perfección, esto es lo que sucede con el sistema de facturación electrónica, se debe sincronizar a cabalidad el vaciado de datos con la contribución de manera inmediata y de forma correcta, algo que se dice fácil pero que no lo es.

En enero del 2014 se aprobó por decreto del parlamento europeo una directiva que se encargará de velar por el cumplimiento de estos procesos, algo que muchos veían imposible pero que se consolidó de manera rápida y sencilla, ellos preveían el ahorro de 2.3 billones de euros con este nuevo sistema, para su sorpresa al año de haber implementado este proceso se duplicó la suma dicha por los parlamentarios, rompiendo todos los esquemas con los que venían trabajando, algo que ningún miembro se esperaba y mucho menos la sociedad.

Comenzaron a implementar los sistemas con las empresas y organizaciones de carácter público y rápidamente se expandió al sector privado donde hoy en día es usado con mayor frecuencia que en el sector público, esto hace que las empresas ahorren mucho dinero en tiempo y sobre todo en material para la impresión de las facturas, además de ayudar al medio ambiente con la tan temible contaminación ambiental.

Uno de los sectores que se dio a la tarea de investigar sobre el tema en Europa fueron las PyMES, estas veían en este sistema de contribución un proceso que los ayudaría a ahorrar en sus primeros meses en el mercado, estos ahorros fueron claves para invertir en materia prima y maquinaria que los ayudaran a realizar el trabajo con mayor facilidad y al mismo tiempo estarían adaptándose a las tecnologías emergentes.

Europa vio en todo esto un avance que iba a arropar el mundo y sin duda alguna lo está haciendo, ya hoy son innumerables las empresas y organizaciones que lo utilizan, además, es un sistema obligatorio para todo contribuyente; no dejes que la tecnología te gane la batalla, tu también puedes llegar a ser un contribuyente responsable sin importar donde te encuentres, es algo que ya llegó al continente americano y que llegó para quedarse.